Zoom - Vista normal 100% Zoom + | Contacto | Buscar | Mapa del sitio
Interés Especial
Si es Bayer, es bueno
Conducta Responsable
Viernes, 03 de junio de 2011
Tras 40 años de investigación:

Bayer lanza Qlaira, la primera píldora anticonceptiva con un estrógeno casi idéntico al producido por la mujer

Qlaira trae 28 píldoras, cada una con una dosis de hormona diferente
Su principal beneficio es que tiene un efecto metabólico neutro, es decir, que no genera cambios negativos en el perfil de lípidos, de coagulación y de tolerancia a la glucosa, manteniendo estos niveles en un rango de normalidad.


Miércoles 1 de junio - El año pasado se cumplió medio siglo desde la creación de la píldora. Desde ese entonces, científicos de todo el mundo han ido perfeccionando la fórmula de los anticonceptivos orales combinados y este año se marcó un nuevo gran hito en su historia: la inclusión de la primera píldora que no contiene etinilestradiol y que aporta valerato de estradiol el que se metaboliza liberando estradiol y estrona, los mismos estrógenos que produce el ovario de la mujer durante su ciclo. Este invento responde a una tendencia global de buscar productos que estén más en armonía con el cuerpo de la mujer.

Fue el Dr. Joaquín Calaf, ginecólogo de la Universidad Autónoma de Barcelona y ex presidente de la Sociedad Europea de Ginecología - quien visitó nuestro país en el marco de las V Jornadas de Endocrinología Ginecológica y Reproducción - el que vino a presentar uno de los últimos avances en medicina reproductiva en el mundo. Se trata de la inclusión del valerato de estradiol en una terapia anticonceptiva, alternativa que se estudió por décadas y que hoy finalmente se logró concebir luego de que fuera inventada por Bayer, laboratorio que también desarrolló la primera píldora que se vendió en Europa y en Chile, Anovlar.

La píldora combinada que existía hasta hoy en el mercado poseía una fórmula compuesta por un estrógeno sintético llamado etinilestradiol y un progestágeno. Según el Dr. Calaf “durante las últimas décadas los grandes avances en materia de anticoncepción estuvieron ligados a desarrollar nuevas formas para administrar las hormonas pero siempre se buscó una píldora que pudiera incluir un estrógeno no sintético e imitar el ciclo femenino casi a la perfección”. Esto fue posible luego de que se desarrollara el valerato de estradiol, principal compuesto de este nuevo anticonceptivo llamado Qlaira, el que llega a los receptores bajo la misma forma del estrógeno original femenino. Además, luego de ser absorbida, su efecto metabólico es más neutro sobre el hígado ya que el valerato de estradiol es un estrógeno menos potente que el etinilestradiol.

El doctor Calaf comentó en la conferencia que este anticonceptivo tiene una ventaja comparativa relevante en relación a otras opciones del mercado “al minimizar los cambios metabólicos que pueden influir en los parámetros del perfil de lípidos, de glucosa y en la síntesis de las proteínas de la coagulación”.

Junto con hacer un llamado a que las mujeres busquen alterativas anticonceptivas de acuerdo a sus necesidades personales, el doctor Calaf destacó que otra de las ventajas de Qlaira, es el buen control del ciclo y que éste genera menos días de sangrado. “Son reglas más cortas, más escasas y más predecibles; eso hace que las 2.260 mujeres que lo han usado durante 44.000 ciclos, manifiesten un alto grado de satisfacción”, indicó el especialista español al hacer referencia a los estudios que se han realizado con el producto.

Imitando el ciclo natural femenino

La forma que encontraron los científicos de emular casi idénticamente el ciclo natural de la mujer fue desarrollando un régimen de dosificación dinámico de 28 píldoras, esto significa que hay pastillas que contienen dosis de estrógeno y progestágeno diferentes, no como en los anticonceptivos tradicionales en que las dosis del estrógeno y de progestina son iguales. Durante los dos primeros días se dan dosis altas de estradiol, las que van disminuyendo a medida que se avanza en el ciclo. Por el contrario, el progestágeno, dienogest, sube su dosis a partir del tercer día de la toma de la píldora. Éste tiene un efecto más selectivo en el endometrio y una de sus utilidades es hacer que los ciclos sean más regulares.

Para el doctor Calaf estos avances son claves para generar más alternativas que se adecuen a las necesidades de las mujeres de hoy. “Ha habido una evolución trascendental en materia de anticoncepción y la más importante ha sido la reducción progresiva del estrógeno hasta llegar al cambio del etinilestardiol por el valerato de estaradiol”.

El ex asesor en anticoncepción de la OMS, Dr. Ernesto Pizarro, complementó y concluyó durante la conferencia que la píldora ha significado un cambio trascendental en la calidad de vida de las mujeres desde los años 60 recalcando que “ésta ha cambiado a la mujer para siempre, especialmente a los chilenos que fueron pioneros en Latinoamérica en planificación familiar”.

Buscar

Publicaciones
Enlaces
Síguenos